Carolina Peñaloza Pinto (ICA 10391)

Ideas para una construcción programática para la Delegación Quinta Región Valparaíso

Desde la V Región de Valparaíso nuestro gremio tiene, sin duda, numerosas deudas y desafíos. Sin embargo, sabemos que muchas de las soluciones se construyen diariamente en base a un lógico, natural y dinámico proceso de actividad gremial y profesional en tanto podamos converger en acuerdos y trabajo mancomunado.

En razón de ello es que la propuesta para integrar la directiva se traza a partir de la identificación de prioridades que puedan orientarnos a lograr la necesaria acción comprometida del gremio con la ciudad.

En este sentido se proponen cuatro ejes fundamentales en el trabajo de la Delegación Región de Valparaíso:

  1. Fortalecimiento del rol crítico del arquitecto en la construcción de la ciudad

Se hace cada vez más necesaria la acción comprometida del arquitecto como colaborador y actor responsable en la construcción de la ciudad. Esto es, a través de la necesaria reflexión que nos debe motivar cotidianamente en el quehacer profesional y gremial.

En este ámbito, se propone robustecer la participación en distintos canales de reflexión y crítica sobre el hecho urbano en general, a través de la opinión fundada y técnica que, a partir de consensos logre transformar una opinión interna en opinión orientadora, capaz de visibilizar nuestra acción. El rol del arquitecto en la sociedad debe, por cierto, garantizar la búsqueda del bien común en la acción profesional y para esto debemos activar la comunicación.

  1. Acción gremial desconcentrada y convocante

Refiere a la necesidad de enfocar el trabajo gremial con fuerte presencia de la región en el contexto nacional, con énfasis en las discusiones sobre la condición Metropolitana que conformamos. El Gran Valparaíso como pretexto de la acción gremial, pero asimismo trabajar en lograr la participación e integración de otras comunas de la Región a través de representantes locales que puedan enriquecer el debate y la actividad del Colegio.

Se propone trabajar desde la región, propendiendo mejorar la capacidad de incidir en entornos urbanos y sociales que demanden nuestro compromiso. Para esto es fundamental, mejorar la acción convocante e invitar a trabajar y participar de nuestro colegio a través de la actividad incentivadora, que logre expandir la acción hacia la región de manera efectiva.

  1. Acercamiento y participación del Colegio en la academia

La permanente y necesaria relación del ámbito profesional y académico, debe ser una de nuestras preocupaciones constantes. Se plantea entonces, trabajar por la participación efectiva en el área académica, logrando mayor presencia del colegio y la acción gremial, con la finalidad de fortalecer vínculos, complementar la acción reflexiva y crítica, y apoyar  el desarrollo de los procesos de formación de pre y post grado.

  1. Consolidación del trabajo interno a través de comités integrados

Dada la experiencia de los últimos años y la evidente necesidad de actuar en escenarios urbanos y socio culturales cada vez más complejos, es que se demanda la capacidad de comprender problemáticas y trabajar en función de múltiples variables. Esa así como, el trabajo en cada comité debe necesariamente coordinarse y complementarse con otros.

Se plantea para ello buscar en conjunto un sistema de organización que integre comisiones para producir debates y resultados acordes con las complejidades de las ciudades actuales (incorporando distintas escalas del quehacer profesional).

Debemos además considerar la integración en instancias concretas con otros campos profesionales, conformando así una línea de acción del Colegio en relación a producir pensamiento crítico y  acción gremial multidisciplinar.

 

Revisa el CV de Carolina Peñaloza