Bases Institucionales CA

La acción técnica del Colegio de Arquitectos de Chile se desarrolla con el apoyo y la participación de sus Comités de Trabajo: Bienestar y Acción Social; Arquitectura Institucional; Hábitat y Vivienda; Tecnología; Derechos Humanos y Ciudadanos; Desarrollo Urbano; Sustentabilidad y Energía; Gestión Inmobiliaria; Leyes, Ordenanzas y Aranceles; Arquitectura del Paisaje; Patrimonio Arquitectónico; Arquitectos Jóvenes; Docencia Universitaria; Arquitectura Deportiva; Comité de Revisores y Asociación de Arquitectos Tasadores de Chile.

El Tribunal de Ética Nacional del Colegio, cuyos seis integrantes se eligen cada dos años, vela por el cumplimiento por parte de los colegiados de los deberes y responsabilidades que fija la Carta de Ética Profesional de los Arquitectos.

A través de su Unidad de Extensión, el Colegio capacita a los arquitectos en diversas materias de actualidad de los ámbitos tecnológico, urbano y relacionados directamente con el quehacer profesional; genera espacios de extensión y perfeccionamiento que benefician a los colegiados y a otros profesionales del área de la construcción para potenciar el diseño al proyectar; desarrolla eventos que permiten intercambiar experiencias en temas técnicos para complementar los conocimientos profesionales, y colabora en la organización y producción de los eventos de las diversas instancias del Colegio de Arquitectos a nivel nacional. 

El Servicio de Asistencia Técnica, SAT, creado en 1957 por el mismo Colegio, proporciona asistencia profesional a bajo costo a los grupos familiares de menores ingresos. Ofrece servicios de regularización de viviendas y otras construcciones, realización de proyectos de obras y patrocinio para recepciones finales de obras.
Minuta Explicativa de la Institución

Versión inicial al 01.06.2001

El Colegio de Arquitectos de Chile es en la actualidad una Asociación Gremial creada según lo dispuesto por el decreto Ley Nº 3621 de 1981, como sucesora legal del Colegio de Arquitectos que se constituyó en el año 1942 por la Ley Nº 7.211 promulgada el 4 de agosto de dicho año. Las diferencias fundamentales entre el Colegio creado en 1942 y el actual regido por las disposiciones del DL N° 2.757 de 1979, son el carácter de institución de derecho privado en la actualidad y no de derecho público, como lo fue desde su creación hasta 1981; la no exigencia de la colegiatura obligatoria para ejercer la profesión en el país y la tuición de la ética, esto antes de 1981 facultaba en casos de faltas graves la perdida de la colegiatura y la consiguiente inhabilidad para ejercer la profesión. En la actualidad no es posible la colegiatura obligatoria por disposición de la Constitución Política de la República que consagra la libertad de asociación.
Los fines que persigue el colegio tienen por objeto promover el desarrollo, protección, progreso y prestigio de la profesión de Arquitecto, velando por el correcto ejercicio de ésta y la capacitación, bienestar y prerrogativas de sus asociados.
De la Ley originaria del Colegio se mantiene vigente (de acuerdo a dictámenes de la Contraloría) el Art. N° 12 que define los ámbitos de competencia de la profesión de Arquitecto. Textualmente dicho artículo 12 señala como actos y servicios propios de la profesión : “proyectar y fiscalizar la construcción de edificios y efectuar los cálculos de su estabilidad, lo mismo que de sus obras correlativas y de sus instalaciones complementarias, proyectar, dirigir y fiscalizar la construcción de la obras de carácter esencialmente artísticas o monumental, los trabajos de urbanización que se relaciones con la estética de las poblaciones; los planos de ciudades y jardines y sus ampliaciones y reformas ; servir de árbitro o perito en asuntos propios de la arquitectura y del urbanismo, y de consultor o Director Técnico en las empresas o reparticiones que requieren servicios de los arquitectos”.

Los estatutos vigentes del Colegio fueron aprobados por asamblea general extraordinaria de 29 de abril de 1998 y autorizados legalmente por el Ministerio de Economía ese mismo año. Estos estatutos modifican los que regían desde 1984, los cuales ya estaban adecuados al D.L. 2.757 de 1979 sobre asociaciones gremiales.

Junto a estos nuevos Estatutos, que persiguen estructurar el Colegio en forma más orgánica y moderna en su dirección y administración, y lograr una interrelación más eficiente con las Delegaciones Zonales y con los Comités de Trabajo, se han ido formulando reglamentos más específicos como el de Comités y Comisiones de Trabajo, de Concursos, de Premios y Distinciones, de Elecciones, y de Servicios Profesionales y Aranceles Referenciales de los Arquitectos. Complementa estos reglamentos la Carta de Ética, cuya aplicación está regulada en detalle por el Titulo VII de los Estatutos.

Colegiados

Al Colegio pueden pertenecer los Arquitectos titulados en Universidades Chilenas, cuyas escuelas de arquitectura se encuentren acreditadas por el Directorio Nacional, los Arquitectos titulados de escuelas no acreditadas, que pueden postular individualmente, y los Arquitectos titulados en el extranjero que han obtenido el reconocimiento o revalidación de su título de acuerdo a las disposiciones legales vigentes y las disposiciones sobre las colegiaturas que ha acordado el Directorio Nacional.

Para obtener la calidad de colegiado, los arquitectos deben solicitarlo por escrito en formulario ad hoc y su solicitud ser aprobada por el Directorio Nacional.
Los Colegiados pueden ser socios activos con plenos derechos y obligaciones, o bien, socios pasivos, los que se encuentran temporalmente privados de sus derechos sociales, generalmente por incumplimiento en el pago de cuotas y, excepcionalmente, por medida disciplinaria. Se pierde la calidad de colegiado por renuncia escrita, por expulsión mediante sentencia del Tribunal de Ética ratificada por el Directorio Nacional, o por fallecimiento.

Organización

El Colegio de Arquitectos es una organización de carácter nacional, cuyo nivel superior de decisión y dirección es la Asamblea General seguida del Directorio Nacional, la Mesa Directiva Nacional, la Asamblea de Delegaciones, los Directorios de Delegaciones, y el Consejo Nacional de Presidentes de Delegaciones.

El Directorio Nacional está compuesto de 11 Directores, 10 elegidos más el presidente del período anterior (Past Presidente). Sus miembros duran 2 años en el cargo pudiendo ser reelectos hasta por 2 periodos consecutivos.

La Mesa Directiva Nacional la integran el Presidente, los 2 Vicepresidentes, el Secretario General, el Tesorero y el Past Presidente. Las Delegaciones Zonales actuales del Colegio son 21 y llevan el nombre de la ciudad asiento de cada una de ellas. Cada Delegación zonal tiene su Directorio cuyo número de miembros establece el Consejo de Presidentes de Delegaciones.

 

Tribunales de Ética

A los Tribunales de Ética le corresponde cautelar las actuaciones de los colegiados en el ejercicio de la profesión y se rigen por la Carta de Ética y las normas establecidas en el título VII de los Estatutos. Además de los Tribunales de Ética de las Delegaciones compuestos por 4 miembros elegidos por la propia Delegación existe el Tribunal de Ética Nacional, el cual consta de 6 miembros y le corresponde ejercer las funciones disciplinarias en la Región Metropolitana y en las delegaciones en que no exista el respectivo Tribunal. También actúa como consultor de los demás Tribunales de Ética.
Órganos Técnicos Asesores

Tanto el Directorio Nacional como los Directorios de Delegaciones aprueban el funcionamiento de Comités, Comisiones y agrupaciones profesionales, que tienen por objetivo prestar asesoría a sus respectivos directorios en materias específicas de la profesión, además de funciones de estudio o investigación. En materia de difusión son coordinadas y aprobadas por dichas Directivas. Estos órganos técnicos se regulan por el reglamento respectivo.

Existe un Consejo de Presidentes de Comités, cuyo presidente asiste al Directorio Nacional sin derecho a voto.

En la actualidad en Santiago funcionan 15 Comités Técnicos y 3 Agrupaciones Profesionales, la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA), la Asociación Nacional de Revisores Independientes, y la Asociación de Arquitectos Tasadores de Chile (ASATCH), las dos últimas con algunas representaciones regionales.

El Directorio Nacional permanentemente designa Comisiones para estudios específicos y cuya duración es en función de las tareas encomendadas, como por ejemplo la Comisión para el estudio de la nueva Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones o la Comisión de reforma de los Estatutos.

Adicionalmente a los órganos técnicos asesores, el Directorio Nacional cuenta con un asesor legal, Abogado Patricio Cavada A. (en todas aquellas materias de índole contractual, estatutaria y de ética, además de la representación ocasional del Colegio ante los Tribunales de Justicia), atiende consultas sobre interpretaciones legales, aranceles y contratos, y tareas de apoyo al Directorio Nacional. El Asesor Legal presta servicios a honorarios.

Está en estudio la creación de una unidad jurídica especializada en legislación sobre urbanismo y construcciones que permita al Colegio disponer de antecedentes y estudios actualizados sobre la compleja legislación que nos rige, haciendo posible emitir opiniones y proposiciones fundadas y oportunas ante las autoridades y el país.


Órganos Funcionales

El Directorio Nacional ha creado diferentes órganos funcionales para prestar servicios o desarrollar funciones específicas. Así existe el SAT (Servicio de Asistencia Técnica) con su reglamento específico, además de los Comités Bienal, que se forman para cada una de ellas, el Consejo Editor de la Revista CA, el Comité Económico de Bienales, el Comité de Búsqueda del Premio Nacional, el Registro de Jurados de Concursos y la Comisión Calificadora de Elecciones.

Administración

La estructura administrativa y financiera del colegio se articula a partir de una Gerencia General, complementada por una Unidad Administrativa Interna, Unidad de Secretaría, Unidad de Contabilidad.

La Gerencia General tiene la responsabilidad de concretar las decisiones del Directorio Nacional y la Mesa Directiva en las materias administrativas, financieras y de supervisión del funcionamiento y apoyo a los órganos directivos, técnicos asesores y funcionales del colegio. Asimismo, el Gerente General es el encargado de coordinar las acciones administrativas y económicas con las Directivas Zonales.

Para el manejo económico, el Gerente en conjunto con el Tesorero, uno de los Directores Nacionales, fija los lineamientos generales que son aprobados por el Directorio y la Mesa Directiva. El Colegio de Arquitectos de Chile propiamente tal, como Asociación Gremial sin fines de lucro cuyo financiamiento es a través de las cuotas sociales que pagan los colegiados, para estar exento de tributos anuales no puede comercializar en forma permanente servicios como arriendo de salas, organización de eventos, servicios de comida o casino, venta de publicaciones, o similares.

Para los efectos de realizar transacciones comerciales, especialmente de servicios, el Colegio creó una Sociedad Comercial de carácter meramente instrumental, cuyo nombre es “Sociedad Arquitectos Chile Limitada.”, a través de la cual se efectúan todas aquellas actividades que generan ingresos por venta de servicios, arriendo de salas y equipos, organización de cursos, eventos y otros, permitiendo un manejo más eficiente de los recursos, especialmente en el ámbito tributario. El alcance de esta sociedad es nacional, pudiendo establecer sucursales, pero su facturación debe ser declarada en su domicilio legal de Santiago.

Complementario a la gestión económica del Colegio se ha creado la Fundación Espacio y Desarrollo, cuyo objeto es la canalización de recursos, especialmente de la empresa privada, para realizar proyectos, eventos, cursos y otras actividades relacionadas con los fines del Colegio. La principal ventaja de esta figura jurídica es que puede recibir donaciones y aportes con fines culturales, por ejemplo para las Bienales, acogidos a la “Ley Valdés” que permite a las empresas realizar descuentos tributarios por sus donaciones y aportes.
Situación Patrimonial

El patrimonio del Colegio lo constituyen fundamentalmente la sede nacional con su respectivo equipamiento, más algunos inmuebles en Delegaciones como Arica, Valparaíso, Concepción, La Serena y Rancagua. El patrimonio inmueble del colegio esta avaluado, valor libro, en aproximadamente 400 millones de pesos. Un patrimonio intangible del colegio lo constituye su nombre como institución, asociado al prestigio y capacidades organizativas que desarrolla (Bienales, Revista CA, SAT, Seminarios, Congresos). Este es un capital que requiere ser fortalecido y constituye una base efectiva para captación de recursos. El Colegio puede adquirir, enajenar y conservar bienes de toda índole, a cualquier título y destinarlos sin limitación para el cumplimiento de sus fines estatutarios.

Órganos de Control

El Colegio dispone de dos entidades de control, la Comisión Revisora de Cuentas para las actividades de orden financiero y administrativo y la Comisión Calificadora de Elecciones encargada de supervigilar a nivel nacional todo acto eleccionario.
La primera comisión nombrada la integran tres titulares y tres suplentes; la segunda la integran seis miembros titulares y cinco suplentes.
Los integrantes de ambas comisiones contraloras son elegidos por sorteo de acuerdo a los estatutos.

Extensión y Perfeccionamiento

Las actividades de extensión del colegio se canalizan básicamente a través de dos entidades, el Servicio de Asistencia Técnica SAT y el Centro de Extensión. Ambas entidades se encuentran reglamentadas y supervisadas por directorios nombrados en cada uno de ellos. El SAT presente en Santiago y en algunas delegaciones, presta un servicio a la comunidad de escasos recursos que requiere potenciar su organización y cobertura de atención, lo que permitiría mejorar los ingresos del colegio. En este sentido se ha presentado al Ministro de Vivienda un proyecto de Asistencia Técnica para el mejoramiento habitacional que se desarrollaría a través de dos programas, uno de Regularizaciones y otro de asistencia técnica al mejoramiento de viviendas. Ambos programas, según lo solicitado al MINVU, tendrán un subsidio al SAT por atención realizada, bajando el aporte del beneficiado y en el caso del segundo programa, un subsidio adicional para el financiamiento de las mejoras en las viviendas acogidas a dicho plan.

Difusión

Existe una Unidad de Difusión a cargo de un periodista encargado del área de comunicaciones. Desde hace más de veinte años el Colegio mantiene la publicación de 2 medios informativos, la Revista CA y el Boletín CA.
La Revista CA publicación trimestral y órgano oficial del Colegio aborda las materias de la disciplina arquitectónica.

La línea editorial es definida por un Comité Editor integrado por:

PABLO GIL DIB
JUAN LUND PLANTAT
MARIO PEREZ DE ARCE A.
LUIS GOMEZ LEROU
ALFREDO RODRIGUEZ ARRANZ
MARJOLAINE NEELY DELGUEIL
RODRIGO CHAURIYE CHAURIYE
VLADIMIR PEREDA F.
SALIM RABI BLINDELL
MIGUEL LAWNER STEIMAN
PATRICIO GROSS FUENTES
ALBERTO MONTEALEGRE KLENNER
 
EDITOR: HUGO MONDRAGÓN

El Boletín Digital informativo del Colegio de publicación Bi-mensual y con contenidos fundamentalmente informativo y de carácter gremial, es en la actualidad de responsabilidad de la Mesa Directiva con la participación de un periodista y de la Gerencia del Colegio en lo administrativo.

Complementario a estos dos medios informativos, está la página Web del Colegio que permite informar nuestras actividades a segmentos más amplios de población. Al mismo tiempo significa un medio informativo para los propios arquitectos, oportuno, actualizado e interactivo.

Deja un comentario