Cartas

El Mercurio publica declaración del Colegio de Arquitectos sobre construcciones en el borde costero

A raíz de las marejas y temporales ocurridos en Chile durante la primera semana de agosto y sus consecuencias sobre las costas de Valparaíso y el Litoral Central, la Presidenta del Colegio de Arquitecto decidió emitir una declaración al respecto, que envió como Carta al Director, que fue publicada en El Mercurio el viernes 14 de agosto.

A continuación la carta completa.

 

Sr. Director:

Conocido por la ciudadanía ha sido el evento climático que azotó recientemente las costas de Chile y en específico los daños ocurridos en las costas del Gran Valparaíso. Otra vez el oleaje ha venido a confirmar la potencia de la naturaleza como una advertencia no entendida que pone en evidencia los aciertos y desaciertos de diversas iniciativas y proyectos que se intentan materializar en el borde costero, los que pueden ejemplificarse en dos casos.

Primero, en la expansión portuaria que pese a las demostraciones observadas y sufridas por los habitantes, no son acogidas ni modificadas por las autoridades correspondientes, ello pone de manifiesto los riesgos de acumulación que provocarían los contenedores frente a la zona urbana, con destrozos incalculables para el área patrimonial declarada por UNESCO. Segundo, el caso de un hotel emplazado bajo el nivel de anegamiento, que pese a que se argumenta que puede ser evacuado, expone infundadamente a los usuarios, e impacta a un borde costero de alto valor ambiental y paisajístico.

La expansión urbana sobre territorios vulnerables nos expone a una mayor frecuencia de catástrofes, por tanto vale la pena volver a priorizar a la planificación de las ciudades por sobre lógicas  ocasionales cortoplacistas o reactivas, que no hacen otra cosa que retrasar una y otra vez nuestras posibilidades de verdadero desarrollo.

Bajo estas condiciones, como país marítimo, hemos de asumir el cambio climático que ya genera destrozos y perdidas, encontrándonos aun a tiempo para ajustarnos a los requerimientos naturales como oportunidad más que como fatalidad. Ello se torna en un desafío y exigencia para intentar un debate serio y consistente que vaya en dirección a mejorar la calidad de las intervenciones que realizaremos en el territorio y que dados los hechos, demuestran una urgente necesidad de rectificación.

 

Pilar Urrejola Dittborn

Presidenta Nacional

Colegio de Arquitectos de Chile

Más de Cartas